Tuesday, January 16, 2018
A- A A+

Search

Las Finanzas

Filosofía de Administración de Ofrendas de la Iglesia Bíblica Amistad o Integridad Bíblica y Responsabilidad de Finanzas en la Iglesia Bíblica Amistad

 

Ahorros

La Iglesia Bíblica Amistad tiene como fin hacer llegar las ofrendas a donde fueron designadas.  No es una institución designada para tener ahorros en cantidad para que la acumulación de dinero no provoque tentaciones de reposar nuestra fe sobre los ahorros y no en Dios.

La Iglesia Bíblica Amistad es un organismo/organización que tiene como uno de sus fines el canalizar las ofrendas recibidas a su destino.  Todo tipo de ofrenda designada va directamente y sin ganancia administrativa (y si es posible sin costo ninguno) al designado en una forma expedita  (2 Co 8:19; 22-23).

Si en la ofrenda general hay un exceso más allá de una cantidad prudente de 3 meses de gastos al final del año fiscal, se buscara distribuir el exceso entre los obreros misioneros, obreros pastorales, y las obras misioneros al extranjero y locales. Esto lo decide el comité de finanzas en consenso con los diáconos y el equipo de ancianos.

Si hay un proyecto (tal como construcción del edificio de la iglesia o una obra misionera) que demora a recolectar el dinero o realizar la obra en sí, los fondos no se dan a otro lado pero quedan en el fondo por lo cual fue designado hasta que se pueden realizar el propósito. Si se puede ser prudente y lograr que este fondo acumule intereses, serán los intereses para el mismo proyecto. Pero no tiene como fin levantar fondos para generar intereses o ganancias. La idea es ser prudente sin que se convierta el enfoque ni que su fin sea generar fondos.  (No es nuestro deseo enfocarnos en el dinero, ni jugar con ello; queremos ser buenos mayordomos  no menospreciar ni gastar los recursos dados por Dios.)

Si se decide no realizar el proyecto o no hay necesidad en un futuro, de ser posible se ofrecerá devolver el dinero o el grupo de finanzas con los diáconos y ancianos decidirán como distribuirlo.

                                            

Deuda

Vemos en la escrituras una necesidad de tener mucha prudencia. Rotundamente la Biblia condena ser fijador de alguien (Proverbios 6:1-5;  11: 15; 22:26-27). Por lo tanto, la Iglesia Bíblica Amistad como institución no co-firma o fija ningún préstamo a nadie incluyendo a los pastores, misioneros ni nadie de adentro o fuera de la congregación.

Abundan los versículos sobre deuda (Proverbios 22:7; 13:8) Estos versículos son una advertencia muy fuerte a no endeudarse. Como personas, la iglesia no puede ser totalmente libre a ofrendar e invertir en la eternidad y en las vidas de personas si tiene deuda y mucho menos con muchos intereses.  La Palabra de Dios no quiere que seamos siervos de los hombres (1 Corintios 7:23).

Sin embargo en el Antiguo Testamento aparecen estipulaciones para prestar y pedir prestado  (Proverbios 22:26-27; Deuteronomio 23:20).

Sí cobran intereses o no, debería haber un espíritu de gracia al prestar (Deuteronomio 15:8,10).  Jesús habló en una parábola sin condenación de ganar (buscar)  intereses. 

Entonces como costumbre, Iglesia Bíblica Amistad no presta ni pide prestado. Pudiera ser en un caso donde definitivamente uno vea la mano del Señor guiando para una propiedad y hay por lo menos una buena cantidad de abono mas arriba de lo institucionalmente requerido y hay dinero para pagar la letra y la letra entra en lo que históricamente hemos estado pagando en alquiler – se pudiera considerar. Pero la intención es lo más posible evitar los préstamos.  Si es posible prestar de hermanos y sin intereses en vez de entrar en un compromiso con otra institución sería más prudente.

No hay un ejemplo en el Nuevo Testamento de una construcción del templo pero Cristo nos da orientación, 28Porque, ¿quién de vosotros, deseando edificar una torre, no se sienta primero y calcula el costo, para ver si tiene lo suficiente para terminarla? 29 No sea que cuando haya echado los cimientos y no pueda terminar, todos los que lo vean comiencen a burlarse de él, 30 diciendo: ‘Este hombre comenzó a edificar y no pudo terminar.’” (Lucas 14:28-30).

Si nosotros, como iglesia, pedimos prestado corremos varios riesgos:

  1. No confiar en Dios (Filipenses 4:19) Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús
  2. Descubrir pos deuda que el corazón de la gente no estaba detrás de la construcción y se perjudica el testimonio y la obra.
  3. Una división, por lo tanto la iglesia no tendrá la capacidad de pagar, lo cual afectaría el testimonio de la iglesia. 
  4. Terminar pagando más intereses que lo que pagamos a los pastores o misiones.

Sobre préstamos personales

Si un hermano esta en extrema necesidad y es súper transparente y responsable, la iglesia pudiera contemplar una ofrenda a el/ella.  De lo cual si quisiera ofrendar de vuelta cuando este en mejores condiciones se pudiera hacer.

Pero si llegara esta circunstancia, la decisión de la Iglesia Bíblica Amistad es no prestar a nadie individualmente. Sino queda la figura de ofrendar como una posibilidad para ayudar al hermano. Esto sería luego de una extensa investigación por medio de los diáconos o, en caso que no puedan cumplir, por los ancianos de la organización, de su presupuesto, ver sus gastos, etc.  Si el hermano se somete a un discipulado de finanzas, este pudiera ser de mayor bendición que simplemente una ofrenda. Pero la ofrenda no se da si este análisis no sucede.

En caso tal de que otro ministerio pida ayuda, se puede abrir la posibilidad de un fondo giratorio/préstamo pero sin intereses ni exigencias legales de retribución. Sería un préstamo de buena fe y dependería de la voluntad y capacidad del otro ministerio a devolverlo para que en un futuro otro ministerio pueda recurrir al mismo fondo. La Iglesia Bíblica Amistad tiene que reconocer que existe la posibilidad de que no llegaran a devolver el dinero.

Integridad

El testimonio de la iglesia es muy importante y queremos alejarnos de la  tentación y de todo tipo de apariencia de mal.  Las ofrendas se recogen durante el culto y son contadas por dos personas, por lo menos, quienes normalmente no tienen un mayor papel en la administración de los recursos.  Ellos llenan un  registro de ofrenda, lo firman, y luego se deposita el dinero.  Por lo menos dos a cuatro personas estarán como firmantes de la cuenta corriente que tendrán que firmar en conjunto para efectuar un cheque. Cada cheque debe tener un comprobante por efecto de contabilidad y buen testimonio.

En la Iglesia Bíblica Amistad los pastores/ancianos no firman ni tienen acceso directo al dinero como un paso más de protección de la integridad y  testimonio de todos los involucrados.  Esto no deduce necesariamente de un parámetro o patrón bíblico; de hecho bíblicamente, los líderes estaban bien involucrados con las ofrendas y administración de ellas.  Esto no quiere decir que los pastores no tienen influencia sobre presupuestos o variaciones o autoridad cuando viene a administrar los recursos que Dios nos ha concedido como iglesia.  Pero vemos ejemplo escritural que delegaban personas para manejar los oficios diarios de la iglesia y los pastores ancianos son sobre veladores.  De hecho esta guía de administración de dinero en la iglesia esta elaborada por los ancianos para que otros, (comité de finanza, tesorero, contadores y administradores) pueden libremente ejercer su función para el bien de la obra.

Estas personas (administrador, tesoreros, firmantes, comité de finanza) son responsables de: el manejo de las ofrendas, responsabilidades con el estado, los empleados de la iglesia, informes semanales en el boletín de cuanto entró y como va en relación a los necesidades presupuestales, informar a la iglesia de déficit y súper avit, el informe mensual a los firmantes de la cuenta y los ancianos de la iglesia, elaborar el presupuesto anual y efectuarlo en la asamblea general. 

Es nuestro principio fundamental el tener un manejo totalmente transparente, no huir de las preguntas difíciles, y proveer lo que pide cual quier miembro.

En caso tal de una estafa o un robo – la mejor manera de tratarlo seria como cual quier otro caso de pecado en la iglesia – buscando que el individuo sea restaurado (Gálatas 6:1, Mateo 18).  Si no llega a arrepentirse, sigue el mismo procedimiento bíblico declarado. No es la costumbre de la Iglesia Bíblica Amistad pensar en una corte gubernamental para resolver asuntos de la iglesia. En el caso de que la situación no se puede resolver, se llegaría a buscar otra iglesia o ministerio con testimonio y sabiduría para mediar y sanar. No es el deseo de la Iglesia Bíblica Amistad buscar venganza u obligar por medio de juicios de personas que pudieran no ser creyentes.

El Diezmo, La Ofrenda, Una Exhortación  

El deseo del liderazgo de la Iglesia Bíblica Amistad es que cada uno ofrende para que pueda invertir en el reino de Dios, no en su propio imperio.  El anhelo es que levante la vista por encima de lo terrenal a lo eterno y por medio de una vida de ofrendar disciplinadamente su corazón cada vez más en las cosas de arriba.  Ofrendar es una inversión eterna en abundancia para usted. Filipenses 4:17 – “no es que busco donativos, sino que busco fruto que ABUNDE en vuestra CUENTA (eterna)

La definición del diezmo es dar disciplinadamente el “diez por ciento” de mis entradas. Hoy por hoy este término erróneamente se usa para toda ofrenda. No puedes tener una entrada de $500.00 al mes y diezmar $20.00. Usted pudiera ofrendar o donar $20.00 pero no diezmar 20.00 si su entrada total es $500.00.

En Malaquías 3:8-10 el no diezmar es robar a Dios porque el diez por ciento pertenece a Dios.

En realidad para los judíos había tres áreas de diezmo. Uno para los sacerdotes y levitas (Números 18:21,24); otro para un festival sagrado (Deuteronomio 12:17-18; 14:23). Aun otro para las viudas, huérfanos y pobres (Deuteronomio 14:28-29; 26:12-13). Los primeros dos eran perpetuos y la ofrenda para viudas y pobres cada tercer año. Realmente suma a 23% cada año. Ahora, algo de este fondo era como un impuesto. Sin embargo el primero y prioritario era por razones religiosos – específicamente para sostener los lideres espirituales librándoles a hacer el llamado de Dios, proveyendo los recursos necesario para hacer su obra bien.

El diezmo era mucho antes que la ley (Génesis 28:22). El principio permanece. Proverbio 3:9 -  Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas. Éxodo 23:15  “La fiesta de los panes sin levadura… fue en ese mes cuando ustedes salieron de Egipto. De acuerdo a mis instrucciones, siete días comerán pan sin levadura. Nadie se presentará ante mí con las manos vacías.

Esto mandaba un mensaje muy claro al mundo “demos lo mejor y lo primero a Dios.”  Esto muestra gratitud – Dios me suplió y me dio lo bueno; también muestra sumisión y fe en Dios – si no viene más cosecha, obedezco primero. También es sumisión a Dios reconociendo que es nuestra responsabilidad de sostener los líderes espirituales quienes Dios proveyó para el pueblo.

El diezmo enfoca en la cantidad de la ofrenda. Los primeros frutos enfoca en la naturaleza de la ofrenda, confiando en Dios que El iba a sostener mientras que cosechaban lo demás.

1 Samuel 2:12-16 – el no ofrendar de los primeros frutos fue algo que provocaba el desagrado de Dios.

El Antiguo Testamento habla de traer, llevar, presentar o aun pagar los diezmos; porque el diezmo se reconoce como de Dios –en esencia– es repagar al dueño de todo lo que El pide. Esto es en vez de ofrendar.  Otra figura de esto es que un judío pagaba diezmo si lo anhelaba o no.

Es como devolviendo a El – porque el proveyó todo lo que tenemos; por obediencia a Su Palabra; a sostener y someternos a los quien Dios ha puesto para enseñarnos.

Ofrendas voluntarias – Éxodo 35:29  “Todos los Israelitas que se sintieron movidos a hacerlo, tanto hombres como mujeres, presentaron al Señor ofrendas voluntarias para toda la obra que el Señor, por medio de Moisés, les había mandado hacer.”

La ofrenda voluntaria es en amor, gratitud, para ver la obra crecer, con una mentalidad eterna y con deseo de ser agradable a Dios – un acto de adoración.

El enfoque aquí no es la cantidad ni aun la causa, sino el corazón de cada uno ofrendando.  El mismo hecho es “voluntario,” no obligatorio. Es lo que vemos en Éxodo 36:4-7 y Hechos 2:43-47.

Ofrendar en esta manera y como dador alegre no tiene lógica humana. La lógica humana es que tenemos que pagar las cuentas y ofrendamos para pagar las cuentas. No es con un corazón voluntario y con alegría en adoración. Pero en la dinámica de Dios, tiene todo el sentido.

Diezmar tiene como propósito  Deuteronomio 14:23  “En la presencia del Señor tu Dios comerás la décima parte de tu trigo, tu vino y tu aceite, y de los primogénitos de tus manadas y rebaños; lo harás en el lugar donde él decida habitar. Así aprenderás a temer siempre al Señor tu Dios.”

Diezmar da perspectiva que nos ayuda saber que todo lo que somos y tenemos viene de Dios.  Diezmar es disciplinado y no siempre fácil pero nos lleva a ver la provisión y fidelidad de Dios. También el diezmo es una invitación de parte de Dios a probar si El provee o no. Es algo íntimo que compartimos con El.

Sin embargo, diezmar no compra a Dios ni la espiritualidad. Vivimos en el Nuevo Testamento y bajo la gracia. Podemos diezmar y no andar con Dios. Podemos dar en una forma legalista y no es lo que Dios anhela.

Para la Iglesia Bíblica Amistad diezmar no es el todo de ofrendar ni aun el centro de lo que es nuestra responsabilidad y privilegio.  No es una ley que ponemos como requisito.  Diezmar es una ley en el Antiguo Testamento que no ha sido revocada ni promovida en el Nuevo Testamento.

Viviendo bajo una dispensación de gracia y ofrendando “como cada uno propuso en su corazón” no promueve: la indisciplina en ofrendar, el ofrendar esporádicamente, dando lo que me da la gana, y mucho menos de lo que sobra o lo que hay en mi bolsillo.

Tenemos el Espíritu de Dios quien mora en nosotros y Él nos guía con todo el consejo de toda la Palabra de Dios.

Dar cada uno voluntariamente como propuso en su corazón en el Nuevo Testamente:

1. Sigue promoviendo dar de los primeros frutos, no lo sobrado

2. Dar por lo menos el diez por ciento da honor y prioridad a Dios.

3. Es un acto de adoración (el valor que damos a nuestra relación con Dios)

4. El disciplinado esfuerzo de diezmar nos enseña a ofrendar (sin la figura de diezmo la tendencia es NO ofrendar y nuestro hijos dan aún menos).  Diezmar es el lugar de inicio para ofrendar.

5. El hecho de que diezmar pudiera ser legalista no quiere decir que es ilegitimo.

6. Donde esta nuestro tesoro esta nuestro corazón. El hecho de dar generosamente hace una obra buena en nuestro corazón. Lo opuesto de este versículo es verdad también- Donde no esta nuestro tesoro allí no esta nuestro corazón.

Guía en el Nuevo Testamento para Ofrendar

2 Corintios 9:7Que cada uno como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre. Cristianos todos deben dar, pobre o rico, no hay excepciones bíblicamente. Si eres un miembro de la IBA o congregante por tiempo extendido debes estar ofrendando.

El hecho de ofrendar nos hace recordar que toda nuestra vida es de Dios. Mi dinero tiene un propósito más alto que lo temporal. Es para recordarnos que somos mayordomos y no dueños de los recursos que tenemos.

Debemos dar generosamente  Marcos 14:3-9 – generosamente es igualado con el amor por el Señor.  Amor siempre esta dando y no calcula cuanto ya ha dado.

Debemos dar consistentemente 1 de Corintios 16:2 – “Que el primer día de la semana, cada uno de vosotros aparte y guarde según haya prosperado, para que cuando yo vaya no se recojan entonces ofrendas.”

Debemos dar aunque faltamos un domingo o estamos de vacaciones o aun involucrado en otro ministerio.

Una guía para esto es cada vez que cobre separe de una vez su ofrenda. Es súper fácil olvidar que no hemos dado reciente, sentimos que hemos dado pero a veces pasan semanas y meses sin ofrendar. 2 Corintios 8:11Ahora pues, acabad también de hacerlo; para que como hubo la buena voluntad para desearlo, así también la haya para llevarlo a cabo según lo que tengáis.”

Debemos dar voluntariamente a ofrendas especiales  2 Corintios 9:7 El contexto de lo que Pablo esta hablando acá es de una ofrenda especial. Esto es después de la ofrenda “de responsabilidad de las operaciones” de semana en semana en la iglesia. El está hablando de una ofrenda especial que es por una ocasión.  Esto no es en vez de las responsabilidades que tengo como creyente en una iglesia local; esto es además de mis responsabilidades con corazón alegre y con enfoque de colaborar con Dios.

Dar a las ofrendas especiales sin dar a la ofrenda general de la iglesia es semejante a usar mi dinero para cual quier otra cosa menos los gastos de la casa.  Ofrendas especiales no son “en vez de ofrenda general;” son después de ofrendar lo general.

No hay ningún hábito espiritual que hacemos solo cuando nos sentimos alegres o cuando nos nace. Todo se hace en época y fuera de época. Ofrendar es lo mismo.  La ofrenda de 2 Corintios 9:7 es un oportunidad mas para ser generoso más allá de mi disciplina como creyente a las responsabilidades para la operaciones de la iglesia y sostén de los quien enseñan.

Dar sacrificialmente  2 Corintios 8:2-3Pues en medio de una gran prueba de aflicción, abundó su gozo, y su profunda pobreza sobreabundó en la riqueza de su liberalidad. Porque yo testifico que según sus posibilidades, y aun más allá de sus posibilidades, dieron de su propia voluntad.”

Hay diferente niveles de ofrendar: A. menos que nuestra habilidad B. nuestra habilidad C. más allá de nuestras posibilidades.  Este último, es ofrendar no solamente lujos o algo de nuestra necesidad, sino compartiendo con sacrificio. Esto no tiene lógica humano pero es como Cristo fue ejemplo para nosotros.

2 Samuel 24:24“no ofreceré a Jehová, mi Dios, holocaustos que no me cuestan nada. Tenemos que aprender a dar con sacrificio. Es un excelente ejemplo de negarse a si mismo y tomar la cruz y seguir en pos de nuestro Señor cuando no estamos atados a nuestras riquezas y deudas. Y todo lo que tenemos está disponible si El Señor tiene necesidad de ello.”

Debemos dar con alegría   2 Corintios 9:7; 2 Crónicas 24:10  Hay muchas razones porque gozarse cuando ofrendamos. Es un inversión que amplia muchas veces en la eternidad, es un acto de amor y de adoración.

Es fascinante ver como el Señor usa nuestro dinero para alcanzar a otros. Es una protección porque Dios suple todas nuestras necesidades cuando andamos conforme a Su voluntad.  He visto a lo largo de mi vida a cada persona generosa, sea pobre o con recursos, Dios siempre le ha suplido para que pueda seguir viviendo y ofrendando.  2 Corintios 8:9

Pablo a final de dos capítulos céntricos en la Biblia sobre la ofrenda termina diciendo “Gracias a Dios por su don inefable 2 Corintios 9:15 No Gracias por el ofrendar de ustedes. Es porque Dios nos ofrenda que podemos ofrendar.

Otro gozo es más bendición dar que recibir. Hechos 20:35

Al ofrendar es cuando nosotros reflejamos a nuestro padre. La ofrenda no es como Dios levanta fondos –  los fondos ya son de El 2Cor 4:7.  Ofrendar es como Dios cría sus hijos para ser maduros en la fe.

Con la viuda quien ofrendó todo, Dios no solo miró lo que ello dio, el miro también con cuanto quedaron los ricos. Marcos 12:43-44. Abundan versículos en la biblia de que todo está delante de Dios y el ve todo.

Nosotros mismos debemos examinar nuestro corazón en el área de ofrenda y dejar que Dios examine y muestre nuestro propio corazón. 2Cor 13:5; Salmos 139:23-24

Prioridades del presupuesto de la Iglesia Bíblica Amistad

Primera prioridad

Pagar las cuentas fijas de las instalaciones de la iglesia: Es muy importante y tiene prioridad por cuestión de testimonio.1 de Tes 4:12a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada.” Si continuamente es una lucha grande pagar los gastos fijos de la iglesia, después de orar y avisar a toda la iglesia de la necesidad, no sería prudente seguir usando lo que no podemos pagar. Tendríamos que bajar gastos por medio de reducir, reunir en casas o buscar un lugar más económico. Pero concerniente al presupuesto tenemos que pagar los gastos fijos de operaciones primero. Los que están ofrendando deben estar consiente de este prioridad.

Segunda prioridad: Salario de los pastores

Cada Pastor debe tener un llamado y estar en el lugar donde este porque Dios lo llamó a ese lugar. Si ese lugar es un lugar donde no hay recursos para pagarle el debe tener la disposición de trabajar y ser bi-vocacional. Vemos esto en las escrituras con Pablo.  La razón que Pablo eligió trabajar fue por la inmadurez de los hermanos con quien estuvo ministrando.

El diablo esta súper feliz cuando los pastores son menospreciados y no pagados; al igual que cuando están los pastores sirviendo porque es una profesión y una entrada como cual quier otro trabajo. Un labrador no puede servir a Dios y al dinero; si hay un pastor que esta en el puesto por el dinero, es pecado.

Sin embargo la Biblia nos exhorta mucho a sostener a nuestros pastores. Gal 6:6-7 nos exhorta, “El que es enseñado en la palabra haga participe de toda cosa buena al lo que lo instruye. No nos engañéis; Dios no puede ser burlado, pues todo lo que el hombre siembra, eso también segara.

Pablo también lo llama un derecho de los pastores el cosechar físicamente lo que ha sembrado espiritualmente, 1 Cor 9:3-12.  Claro no ejercen este derecho sino dice que “lo soportamos todo por no poner obstáculo al evangelio de Cristo.”  No es que el pastor exige un salario – pero jamás debería llegar a tal punto donde tiene que eligir entre lo que Dios le llamó (pastorear la iglesia) y suplir para su familia (si sufre su familia es peor que un impío (1 Tim. 5:8).

                   

¡Es un mandato del Señor! “Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.” 1 Cor 9:14

Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por digno de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y ensenar, pues la escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla y digno es el obrero de su salario. Contra un anciano no admitas acusación si no esta apoyado por dos o tres.” 1 Tim 5:17-18

Acá habla de doble honor – por un lado seguro que está hablando de una entrada económica y pudiera estar hablando de honor, la posición, o pudiera ser un doble salario.  Como quiera interpretarlo, debe haber un alto estima por la posición y por quien Dios ha llamado a ese lugar.

Si la congregación decide darle doble de lo que necesita económicamente hablando, le da una oportunidad al pastor a vivir un ejemplo a los feligreses. Tan pronto que un obrero siente la necesidad de buscar plata, algo pasa y su mensaje y ministerio comienzan lustrar vacío.

Si ocurre que no llega el presupuesto para pagar a los pastores con las ofrendas generales, tomarían otra ofrenda en la próxima reunión y esto quedara como una responsabilidad de la iglesia pagarlo. Si el pastor desea obviar la ofrenda o buscar trabajo para no ser una carga a la iglesia, es una decisión de él. Si continuara la escasez, se tendría que tener otro presupuesto elaborado y presentado a la iglesia por el comité de finanzas.

Tercera prioridad: los “ministerios”, actividades, programas de la iglesia.

Ministerio es lo que Dios hace eternamente; usándonos en las vidas de personas. Es el deseo fuerte de la Iglesia Bíblica Amistad participar económicamente para que otros puedan ser disculpados y alcanzado con el evangelio. Por ende ponemos una alta prioridad el participar con el presupuesto para que los diferentes programas y actividades puedan seguir y provocar oportunidades para que el ministerio se realice. Sin embargo estamos conciente que si suspendemos la actividad o el programa, el ministerio se continúa.  Quizás no con tanto lujo, pero es Dios que hace la obra y Dios que trae la cosecha y produce fruto.  Somos un instrumento nada más.  Entonces si podemos ofrendar a las distintas actividades, nos agrada mucho hacerlo.

Pudiera pasar que en un tiempo especial este presupuesto se suspenda para ayudar una necesidad especial como listado abajo; pero no sería lo normal.

Cuarta prioridad: las necesidades de los hermanos en la iglesia y fuera de la iglesia.

Hay muchas escrituras de ambos testamentos sobre el ministerio a los necesitados. Primero los de la fe y a todo hombre.

Lev 19:9-10; Deut 15:10-11; Prov 19:17 A Jehová presta el que da al pobre; el bien que ha hecho se lo devolverá. Prov 22:9; Prov 28:27; Is 58:7, 10-11; Lucas 4:18-19; 14:12-14; Hechos 11:27-30 y Santiago 2:14-16 ¿De qué sirve, hermanos míos, si alguno dice que tiene fe, pero no tiene obras? ¿Acaso puede esa fe salvarlo? 15 Si un hermano o una hermana no tienen ropa y carecen del sustento diario, 16 y uno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais lo necesario para su cuerpo, ¿de qué sirve?

Juan escribe en 1 de Juan 3:16-19, “En esto conocemos el amor: en que El puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 17 Pero el que tiene bienes de este mundo, y ve a su hermano en necesidad y cierra su corazón contra él, ¿cómo puede morar el amor de Dios en él? 18 Hijos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. 19 En esto sabremos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de Él.

Mateo 25:34-35 & 41-42

Los pastores o diáconos deben tener algo de fondo para que puedan usarlo discrecionalmente para cual quier necesidad. Si la necesidad pasa de la cantidad presupuestada, debe consultar con el cuerpo de ancianos y en una necesidad grave, conversando con la iglesia en un culto o por teléfono uno por uno, es posible que juntos asumamos la responsabilidad.

Aunque es abundante en las escrituras la actitud que debemos tener en nuestro corazón hacia los necesitados, la responsabilidad reposa con cada uno para su familia y sus necesidades. Si Dios lo tiene en este estado económico para enseñarles o disciplinarles no es nuestro deseo de deshacer lo que Dios esta haciendo. También si esta en la condición que están como consecuencia de decisiones malas que han tomado, somos consiente que la consecuencias son un excelente maestro.  Aun en estas ocasiones, considera si es un ocasión de ver como “sobre abunde la gracia.” Es nuestro deseo de ser un instrumente de Dios y ser una bendición; no una fuente de recursos cuando uno no trabaja, ahorra, o mal gasta.

Quinta prioridad: la obra misionera

Lo ideal sería enviar de nuestra iglesia una persona para servir en la obra misionera sembrando en otro país lo que Dios ha hecho entre nosotros. Sería alguien que ha laborado con los ancianos y conocen la filosofía de ministerio, forma de trabajar, y deseen reproducir lo que Dios ha hecho acá contemplando las diferencias culturales. Es la meta y deseo siempre de  mandar alguien elegido por Dios y por el liderazgo de la misma iglesia para sembrar una iglesia en otro lado geográfico.

Si Dios no provee esta persona – buscamos sostener misioneros que tienen el mismo fin.  Realmente el sostén misionero no debe bajar menos que el 10% de nuestra ofrenda general; la idea es dar lo mas que podemos para la expansión del evangelio por medio de sembrar iglesias.

Sexta prioridad: actividades “para eclesiásticas”

Grupos de ministerios que estén conforme a los propósitos de la Iglesia Bíblica Amistad y en armonía con la misma.

Actividades para levantar fondos en la iglesia

La Iglesia Bíblica Amistad no levanta fondos por medio de ventas ni actividades lucrativas para suplir sus necesidades. No vendemos rifa, o hacemos ventas o algo que no sea ofrendar.  Es nuestra convicción en Filipenses 4:19 que Dios suple todas nuestras necesidades.

Si un grupo dentro de la iglesia tiene una actividad moral como forma de trabajo para poder ofrendar en una mayor capacidad sería permitido si no es algo que se convierte habitual dentro de las instalaciones de la iglesia. Cada actividad tiene que estar conforme a los propósitos de la Iglesia Bíblica Amistad.

La Iglesia Bíblica Amistad no se  acostumbra usar actividades evangelistas para levantar ofrendas o fondos.  No queremos dar la impresión que estamos lucrando con el evangelio o vendiéndola por ninguna forma.

Temas Relacionados:

Política  del Comité de Finanzas en la Iglesia Bíblica Amistad