Tuesday, January 16, 2018
A- A A+

Search

El Ministerio

Definición y guía de ministerio dentro de la Iglesia Bíblica Amistad

 

  1. Como definimos ministerio
  1. Generalmente solemos llamar ministerio al conjunto de actividades que podemos realizar para llevar el mensaje de la Palabra de Dios, sin embargo debemos entender que ministerio va más allá de una actividad.

Ministerio es Dios usándonos a través del ejercicio de nuestros dones, con el fin de lograr una obra de impacto eterno, en la vida de otras personas.

Un ministerio se convierte dentro de la iglesia en algo formal cuando se llega a establecer y dársele forma de programa, actividad, culto, reunión o rutina organizada con el fin de ministrar a las vidas de un grupo de personas.

De todas las posibilidades que actualmente tenemos para ministrar en IBA como iglesia, al final llegamos a la conclusión,  que logramos ministrar en muy pocas áreas. Nuestro anhelo es siempre un mayor alcance, pero entendemos que el alcance dependerá tanto de los recursos espirituales y humanos, como también de los recursos económicos.

  1. Como nace un ministerio dentro de la IBA.
  1. Un ministerio de la Iglesia Bíblica Amistad puede nacer del corazón de los pastores/ancianos de la iglesia, como también puede nacer del corazón de un miembro de la iglesia, a quien Dios le ha colocado una carga en su corazón por un área especifica, le provee pasión por esa área o quizás le ha dotado para hacer esta obra.  

Si la iniciativa es de un miembro de la iglesia, él o ella, desde el génesis de la visión, debe estar en constante dialogo con los pastores, con el fin de buscar el consejo y orientación, buscando tener un mismo sentir o una misma mente con el cuerpo de ancianos y pastores.  

Una vez establecida la visión y unificada la mentalidad, este hermano con esta nueva visión, debe desempeñar el ministerio en sumisión al liderazgo y junto con el liderazgo de la iglesia, con el fin de proyectar las oportunidades que Dios le está brindando.

  1. Una vez que se ha determinado, que una actividad especifica, será parte de los ministerios de la iglesia, los ancianos decidirán y elaboran la forma de empezar y desarrolla las metas a donde se quiere llevar y proyectar ese ministerio.

Este proceso es lo que la Biblia nos enseña como “un mismo sentir.”  Es durante este proceso que los ancianos descubren y asignan un líder para llevar acabo la obra.

Pudiera ser que la persona con la visión original de la obra, sea el líder o no, esto depende de muchas cosas, como lo son los dones, talentos, género (depende del ministerio) disposición de tiempo, etc.  Sin recursos humanos no puede hacer el trabajo (1 de Pedro 3:8; Filipenses 2:2).

  1.  Algunos parámetros para un líder de ministerio.
  1. Una persona que desarrolla un ministerio de IBA tiene como su responsabilidad primaria buscar consejo, orientación y buscar el sentir de los ancianos y sujetarse voluntariamente a la guía de estos. La personas que desean involucrarse en un ministerio de IBA, deben entender que hay una gran diferencia entre buscar el consejo y afirmación del liderazgo y solamente informar sobre sus proyectos y aspiraciones, lo cual no da mucho lugar a una buena orientación de parte de los pastores/ancianos.
  1. Ni los ancianos, ni la iglesia son responsable por un ministerio que no está bajo su dirección y guía.  Es muy difícil responder por algo que no fue guiado por el liderazgo.
  1. Sin embargo una vez que se determina que tal ministerio es un ministerio de IBA, los ancianos son responsables por el desarrollo y continuidad de este ministerio. Por ejemplo, si el líder de un ministerio se muda o renuncia al ministerio o por cualquier otro motivo no puede continuar con el ministerio, es responsabilidad de los ancianos dar continuidad a la obra, buscando la persona o personas que puedan tomar su lugar,  preferiblemente de dentro de los miembros de IBA. Puede ser que en determinado momento sean los mismos ancianos los encargados de dirigir el programa o   temporalmente buscar un reemplazo de otro ministerio o de otra iglesia o en el peor de los casos tomar la formalidad de cerrar el ministerio.
  1. Como se financia un ministerio de IBA.
  1. Un ministerio de IBA va a ser financiado lo mas posible del fondo general de la IBA o pudiera ser que se promueven algunas  ofrendas especiales. De decidirse que se harán ofrendas especiales, estas deben ser con el consenso de los pastores/ ancianos y bajo previa aprobación de los mismos.
  1. En el caso de plantar una iglesia, el fin es que esta se convierta en una iglesia autónoma, claro entendiendo que esto es un proceso por el que va evolucionando, mientras que las personas de la nueva obra se formalizan y maduran. Una vez que el  ministerio ya está establecido y con sus propios recursos habrá un retiro escalonado de guía, apoyo, y recursos para que la nueva obra puede ser una iglesia “hermana” con un liderazgo establecido de dentro de la nueva obra, y autónoma de la IBA.
  1. En el caso de que sea un ministerio interno de la IBA, hay una responsabilidad de parte del liderazgo de la iglesia para dar continuidad. Esto solo seria variable si Dios muestra al liderazgo que una determinada actividad ya ha dejado de ser un ejercicio de los dones para convertirse en algo ritual y sin fruto, que ha perdido su impacto o no hay recursos humanos para llevarlo adelante.
  1. Definición de un ministerio afiliado con IBA

Siempre se ha dicho que la Iglesia Bíblica Amistad “trabaja para el reino de Dios y no para un imperio.” Una linda manera de estirar nuestra posibilidad de ministerio es por medio de personas en la iglesia que quieren servir al Señor y hallan un ministerio que Dios les estimuló a llevar adelante por si mismo o por medio de otra iglesia o institución para-eclesiástica.

Aunque es nuestro deseo y responsabilidad de hacer el ministerio y alcanzar lo más posible todas las necesidades, a veces por falta de recursos humanos, administrativo o económicos se nos escapan de la mano muchas oportunidades. Por ende recurrimos a otros ministerios y organizaciones para ser de apoyo a ellos en oración y ayudándoles por medio de personas de nuestra congregación y si es posibles por medio de recursos económicos.

Reconocemos que hay ministerios muy lindos y muy capaces y no es nuestra intención reinventar la rueda. Tampoco buscamos  competir con ellos cuando ya se están haciendo.  Al contrario, es nuestro deseo que estos ministerios prosperen y tengan mucho fruto por su trabajo para la gloria de Dios.

Hay diferentes niveles de prioridad que nosotros como iglesia extendemos a estos ministerios. Si es un ministerio que involucra muchos de nuestros feligreses, es bastante probable que vayamos a ser de mayor ayuda y bendición.

Si es una organización de renombre y testimonio, pero en la cual no están involucrados una gran cantidad de feligreses,  tomamos la posición de que “si podemos ser de bendición para su ministerio lo haremos.”  ¿Qué quiere decir esto?  Quiere decir que si sus actividades y proyecciones no son un conflicto con el calendario y la filosofía de ministerio de nuestra iglesia, vamos a hacer todo lo que podamos para participar conjuntamente con ellos.

Sin embargo hay otras organizaciones que Dios usa,  con las cuales  pudiera ser que no estamos exactamente en la misma página doctrinal o ministerial, pero que por un tiempo reducido,  pudiéramos colaborar con ellas, como por ejemplo una campana evangelística, concierto, etc.

Hay otras organizaciones que por su doctrina definitivamente vamos a estar desanimados a cualquier tipo de participación junto a ellas.

  1. Consejos y advertencias en cuanto a otros ministerios
  1. Recomendamos fuertemente que si es un organización que no tiene mayor participación con IBA, que pregunte a los pastores con un espíritu de ser enseñado,  antes de meterse en este ministerio. Existe la posibilidad que dicho ministerio u organización no están en la misma forma de pensar de la iglesia y realmente pudiera terminar como un estorbo para su propio crecimiento y desarrollo espiritual.
  1. Es importante que aunque sea un ministerio bien conocido por la iglesia, pero no un ministerio directamente de la iglesia, que previamente a cualquier ANUNCIO de actividades o programas, descubrir que los pastores dan permiso y que no se está organizando algo que esta en conflicto con el calendario y visión de la iglesia y que hay luz verde para con libertad poder anunciarlo al resto de la iglesia.
  1. También es preferible y respetuoso conversar con los padres de los niños y jóvenes antes de promocionar y animar a los chicos a cualquier actividad, especialmente cuando no es un ministerio de la IBA y su calendario rutinario.
  1. Otra posibilidad de peligro que vemos es la posibilidad que sea más fácil involucrarse con un ministerio asociado con IBA, en vez de un ministerio de IBA, porque es menos complicado, porque no ves la manera de trabajar en IBA, o quizás no estas en acuerdo con el liderazgo de la IBA.

Aconsejamos que examines bien tu corazón,  porque el fruto de sumisión es duro,  pero  produce muchas cosas sanas. Sobre todo adoración y fe que son sinónimas con sumisión. Mucho de nuestro crecimiento viene por estar sujetos al liderazgo.

Otra observación en el mismo sentir o pensar,  es que puedes estar tan involucrado en ministerios ajenos a IBA que no te queda fuerza ni tiempo para ministrar en tu propia iglesia local. Si todos harían esto entonces no quedaría una iglesia. Es bíblico que el corazón de Dios esta en la iglesia y en la iglesia local. Aunque es más difícil, y a veces más burocrático, creo que trabajar con la iglesia premia en una manera especial y eterna.

Pensamos que nuestro parecer como feligreses de IBA hacia todos estos ministerio debe ser semejante a nuestra ofrenda. Donde esta mi tesoro allí esta también mi corazón. Tesoros no son siempre recursos económicos. Debemos orar a Dios pidiendo su guía, en cuanto a las prioridades al ofrendar, lo cual como prioridad debe ser nuestra iglesia local y luego de cumplir con esto, seguimos ofrendando lo mas que podemos a otras organizaciones para que el reino crezca.

Si Dios le ha dado el privilegio por “profesión” ser un misionero o líder en otra organización y a la vez un miembro de IBA queremos agradecerle y ser de bendición. Les animamos a la vez en su animo de llevar el gran ministerio que Dios le ha encargado acabo que mantenga consideracion con la política de IBA.

Temas Relacionados:

PERSPECTIVA BIBLICA DEL MINISTERIO DE LOS DIACONOS

RELACIÓN MINISTERIAL ENTRE IBA Y LSBC